Los Concursos De Balcones

miércoles


Entre finales del siglo XIX y principios del XX, y coincidiendo con la Feria de Sevilla, se instauró en la capital el “Concurso de Balcones”, concurso del que el barrio de Triana se llegó a hacer pionero, dada las numerosas ocasiones en que fue premiado. Nada más empezar la primavera, y con ella la llegada de las fiestas, ya fuera por el sustancioso premio (300 pesetas de la época), o por pura idiosincrasia inquilinos y vecinos se afanaban en engalanar sus balcones con la ilusión de que el suyo, fuera el mejor, el más bonito, el más vistoso… el premiado.
Como todo estaba permitido, utilizaban para su embellecimiento todo aquello que le diera vistosidad, mayormente macetas sacadas de sus patios. Gitanillas, geranios, flor de la china, palmiras, la flor de la suegra y la nuera, y los más sevillanos, claveles y rosales.
Había quien colgaba las jaulas de los canarios y jilgueros, colocaban maceteros de pie alto en una esquina, y engalanaban las rejas con mantones de Manila, bordados de artesanía y ajaezados con flecos. Por supuesto las guirnaldas florales alrededor del balcón no podían faltar.
El día del veredicto se hacían tertulias en los patios, se cantaba y se bailaba al compás las guitarras y del vinillo, y las mocitas vestían mantillas y peinetas para lucirlas desde el balcón.
Triana relucía con la majestuosidad de sus balcones. A mitad de los años 50 del siglo XX, esta tradición desapareció por completo, ya fuera por motivos del régimen, por la escasez de medios económicos, o por la represiva situación en que se vivía.
(Nota: (Imágenes fechadas entre 1900 y 1906 Todas las imágenes están tomadas de Todocolección.net y eBay, deicadas a la compra-venta de antigüedades.)

2 soñadores han probado este sabor:

Iduard dijo...

Siempre me han encantado los balcones, que también se van perdiendo... me trajiste a la memoria mi ciudad, Las Palmas de Gran Canaria, que aunque ahora vivo bien lejos de allí pues siempre la traigo en el recuerdo, aparte que en Las Palmas hay mucho de Sevilla, por ejemplo tenemos calle Triana o parque San Telmo...

un abrazo.

Sabor Añejo dijo...

Iduard, me alegro que te hayan traído buenos recuerdos estos balcones.
Bonita tierra la tuya y hermosa la amabilidad de su gente, entrañables y cariñosas donde las haya.

Un abrazo

Publicar un comentario

han probado este sabor