Feria De San Miguel

domingo

A mediados del siglo XIII, el Rey Alfonso X el Sabio constituye en Sevilla dos ferias ganaderas al año, en los meses de Abril y Septiembre con una duración cada una de ellas de 30 días.
A la celebrada en el mes de Septiembre se le denominó Feria de San Miguel, por coincidir con la fecha de la celebración del día del arcángel.
 ("Algabeñas camino de sevilla" - Dibujo de José García Ramos" - La Ilustracion Artiítica  -15 marzo 1897)

A ella acudían las gentes de diversas ciudades para comercializar sus mercancías ganaderas y artesanas, y para admirar la belleza de aquella tierra sin par, su cielo azul purísimo, su aire embalsamado por los aromas de jazmines y azahares y de su alegría que en todas partes figura. 

 (Feria de ganado 1892)
(1915)
 (Caballistas - 1915)

Pastores, ganaderos, y tratantes hacían un alto para preparar el almuerzo que preparaban en camaradería.

 (Pastores preparando el guiso - 1915)
 
En el real de la feria reinaban las tiendas entoldadas, los toreros y las gitanas, que se unían en la algarabía de los bailes clásicos en las casetas y el gran bullicio de la muchedumbre por los hermosos paseos, como un mar noblemente agitado, en las mañanas y las tardes de principios de otoño. En suma, todos los elementos que hacían de esta feria de San Miguel un espectáculo hermoso en todos los conceptos.

 (Feria de 1915 - Dibujo de Mariano Pedrero)
(1915) 
 (A las puertas de las casetas - 1915)
Y como base firme de esta alegría, aparece en el célebre Prado de San Sebastián el tesoro de los feroces campos, las piaras de ganados espléndidos, que han llegado por los polvorientos caminos a la feria sevillana, como un mensaje de la naturaleza.

La calle de San Fernando era un continuo ir y venir bullicioso de feriantes que buscaban realizar sus tratos en los puestos de mercaderías expuestos en los zaguanes de las casas. 

(Calle de San Fernando - 1915)
 
En las noches se arremolinaban manojillos de gitanas en las casetas y al rasgueo de la guitarra se entonaban cantes y bailes, alegres y llenos de colorido, para terminar, ya llegando la aurora, con esos otros cantes que salen del alma y cantan las penas del amor.

 ("Gypsy Musicians of Spain" - Pintura John Phillip - 1857)

"Ya se escuchan los sones de la guitarra,
Pero de pronto la copla suena
Cuán amargo es su acento, cuanta su pena:

Mira tú si te querré
Me arrancaste el corazón
Y en vez de llorar canté.”

Sigue el rasgueo,
Siguen los palillos y el tintineo,
Del baile las revueltas y contorsiones
Y de la nueva copla se oyen los sones:

“Tienen tus ojos más brillo
Que los de la Inmaculada
De los cuadros de Murillo.”"

(Enrique Alvear y Sánchez Guerra – 1914)


Actualmente la Feria de San Miguel se celebra la última semana del mes de Septiembre.




Fuentes de Datos:
*Hemeroteca Virtual de la Biblioteca Nacional
*Publicación “Bética”, abril 1914
Imágenes:
*Bética, 1914
*La Ilustración Española - años 1897 y 1915)

8 soñadores han probado este sabor:

Mari-Pi-R dijo...

Muy bonito, te estaba leyendo y me iba preguntando si esta bonita costumbre seguía actualmente.
Es bonito recordarla como era antiguamente me imagino para los que están ahora viviendo la.
Abrazos

Sabor Añejo dijo...

Mari-Pi-R, se sigue celebrando pero ya como fiesta. Lo demás quedó todo en el pasado y el recuerdo.

Un abrazo

Paco dijo...

Bonito blog, enhorabuena.UN SALUDO

Cornelio dijo...

Maravillosa esta vista atrás.

Fotos rudas e imágenes tiernas.

Preciosos e instructivos comentarios.

Sabor Añejo dijo...

Paco, gracias por tu visita y por tu felicitación. Estaré encantada de que vuelvas.

Saludos

Sabor Añejo dijo...

Cornelio, un placer que te haya gustado. Estás en tu casa.

Saludos

fonsado dijo...

Resulta extraordinario tener ese espléndido reportaje fotográfico de hace ya un siglo sobre las ferias sevillanas y, cuando falta la fotografía, existen óleos que reflejan aquellos acontecimientos en años anteriores.
La mayoría de las fiestas actuales, tienen sus antecedentes en los mercados o ferias, la mayoría de origen medieval.
Por el noroeste, en sus inicios, la ferias tuvieron tanta importancia, o tal vez más, que por el sur, estaba en juego nada menos que la lana y el trigo.
Sin embargo, tal vez por el clima o por el carácter de sus gentes, las que realmente han mantenido la tradición y, con el tiempo, se han trasformado en fiestas populares es en la zona meridional, sobre todo en Sevilla.
Estupenda entrada que es la muestra de esas variaciones a lo largo de los siglos.
Saludos.

Sabor Añejo dijo...

Fonsado, todas las fiestas, exceptuando alguna de origen reciente, provienen de la antigüedad, la mayoría, y como bien dices, de mercados medievales que degeneraron en lo que son actualmente.
La verdad es que somos afortunados de tenerlas.

Un abrazo

Publicar un comentario en la entrada

han probado este sabor