Domingo De Piñata

viernes, 27 de febrero de 2009

(Carnaval 1897 - Grabado Español)

La Piñata se vincula con las celebraciones de la Cuaresma, transformándose el primer domingo de este periodo litúrgico en el “Domingo de Piñata”. La palabra viene derivada del término italiano Pignatta, cuyo significado en español es “olla frágil”, la cual se utilizaba el “Domingo de Piñata” haciendo la función de piñata.


Esta fiesta era vivida de forma diferente según las distintas posiciones sociales del pueblo, pero todos la disfrutaban paseando sus máscaras por las calles, bebiendo, cantando, gastando bromas y terminando con el tradicional “Baile de Máscaras” y la “Fiesta de la Piñata”.


(Billete de Señora para Bailes de Mascaras del Ateneo de Sevilla. Carnaval de 1934)


Se hacían invitaciones para el mencionado baile se imprimían invitaciones, aunque éstas por regla general iban destinadas a “los pudientes”.




































(Antiguas Invitaciones a Bailes de Máscaras)


Sin embargo la clase humilde, obrera y trabajadora no se achicaba a la hora de celebrar sus tan ansiadas fiestas. Después de haber pasado los días anteriores al Miércoles de Ceniza en broma continua y albedrío constante, y viendo cada vez más cerca los que la iglesia consagra a la meditación, al Cilicia y al ayuno, en conmemoración de la Pasión y Muerte de Nuestro señor Jesucristo, asistían al templo dónde el sacerdote católico ponía en la frente del pecador la fatídica ceniza, recordándole que es polvo y que en polvo habrá de convertirse.


De esta ceremonia tomaba pie el sevillano guasón hasta de sí mismo, para hacer algunas frases, que aplicaban muy oportunamente.

Así, al referirse al hombre que no se amedrentaba de nada y que parecía que era capaz de comerse a los niños crudos, decían: “a ese nadie le pone la ceniza en la frente”.

También, cuando querían dar a entender que una persona le había puesto las cosas claras a otro solían decir: “Fulano le puso la ceniza a Mengano”.


Les parecían interminables los días que pasaban desde el Miércoles de Ceniza hasta el “Domingo de Piñata”, cuando se echaban a la calle para dar el último adiós al desenfreno y a la locura.

Lucían los mismos disfraces, y volvían a reunirse en comparsas, recorriendo las calles, y burlando a todo el mundo hasta que llegaba la noche y rompían la Piñata.


(Baile de Máscaras en 1881)

Como ya se ha apuntado, a los teatros y salones de bailes de máscaras asistían aquellos quienes su posición social se lo permitía, haciendo derroche de lujo y ostentación, siéndole negada este privilegio, por lo tanto, no acudían actos sociales, pero los vecinos de a pie, de las casas de vecinos y de los corrales hacía en la sala del convecino de más buen humor una Piñata, que no tenía que envidiar nada a la que lucían los salones más aristocráticos.

(El Carnaval De1804 - Anonimo - Grabado Español)

La Piñata era una olla o cántaro de barro que colgaban del techo y que previamente habían llenado de dulces.

A la hora convenida se reunían en la sala los convidados a la fiesta. Cuando el vino ya había alegrado los corazones más triste, y habían empinado el codo más de lo permitido y tenido de carmín las mejillas de las buenas mozas, todas aquellas gentes pasaban a formar una sola familia por los lazos de la confianza, y procedían a romper la Piñata.


Todos los que formaban parte en la fiesta, hombres y mujeres, se vendaban los ojos y se armaban de palos o garrotes. Luego, uno a uno, desde el extremo de la sala, avanzaban a tientas hacia el sitio en que la Piñata estaba colocada y descargaban sobre ella los garrotes. Muchas veces azotaban al viento, y no pocas vapuleaban las costillas de algún curioso o entrometido, pero no por eso se aguaba la fiesta, ni llegaban a las manos los asistentes sino que se avivaba más y más.


La Piñata caía por fin, rota en mil pedazos; y todos se tiraban a tierra para recoger los dulces que venían de lo alto como desde el cielo. Entonces sí que la sala presentaba el más divertido de los espectáculos imaginables. Rodaban por los suelos hombres y mujeres, mozas y mozos, sin pararse ni andarse con remilgos. Se empujaban, se codeaban, se atropellaban. Todos intentaban recoger la cantidad mayor de dulces posible, sin importarles a las jóvenes recatadas que se les levanten las enaguas, ni de que se les deshojen las flores que perfumaban sus trenzas, ni de que ojos pecadores escudriñaran sus encantos que el pudor retenía en prisiones.


(El Carnaval EnSevilla - M. Tirado Grabado frances. 1878)


Con la caída de la Piñata moría el Carnaval, para volver a resucitar al año venidero, y cuando aún no habían acabado de recoger los pedazos rotos de la Piñata, ya estaban ideando en la del próximo.


Sobre de la segunda mitad del siglo XIX, los sevillanos celebraban el Carnaval a orillas del río Guadalquivir, proliferando las máscaras y bromas, sembrando el suelo de serpentinas y papelillos (confetti).


(Nota aparecia en el diario La Vanguardia)


Lunes 10 de febrero de 1913 – La Vanguardia
"El domingo de Piñata ha resultado animadísimo por la esplendidez del día. En el paseo de la orilla del río había inmenso gentío y gran número de carruajes llevando máscaras, habiéndose librado toda la tarde enconada batalla de serpentinas y confetti."


Fuentes de Datos: * "Costumbres Populares Andaluzas" - Luis Montoto - Editorial Castillejo.

*Hemeroteca diario "La Vanguardia"

Fotografías:

* Todocolección.net

* Museo del Estudiante

15 soñadores han probado este sabor:

Luz de Gas dijo...

Lo que se aprende contigo, me encanta.

Hasta ahora no sabía todas estas cosas del carnaval en Sevilla y yo que pensaba que aquí nunca había tenido ninguna repercusión y mira por donde.

Besos

Sabor Añejo dijo...

Luz de Gas, fíjate que yo tampoco las sabía. Para formar esta entrada me he encontrado con datos sorprendentes, pero claro, no se peden poner todos porque sería muy extenso.

Un abrazo

Sabor Añejo dijo...

Este comentario es para Anónimo cuando me visite.

Referente a lo que preguntas sobre el corral de vecinos de la calle Lumbreras, se llamaba El Corral del Chicharros.

Te dejo un enlace en dónde aparecen fotografías de ese corral.

Un abrazo

http://upcommons.upc.edu/revistes/bitstream/2099/5291/1/Article06.pdf


pd: Déjame un enlace o una dirección para poderme poner en contacto contigo. Como anónimo no puedo.

Anónimo dijo...

Hola te acabo de leer, el Corral de los Chicharos, es actualmente un Hotel, pero yo al que me refiero es a otro Corral que se llamaba Corral de la Bomba, (ya no existe) estaba en la calle Lumbreras y hacia esquina con la calle Crédito, hoy dia es una casa de pisos. De este Corral de la Bomba, te puedo informar muy ampliamente. Al igual que también acerca del baile de Carnaval que se celebraba en la Alameda de Hercules, en un bar que habia, y aun continúa pero ya de forma muy diferente, se llamaba Casa Frasquito.
Si quieres contactar:
alberto_r_l@hotmail.com

Anónimo dijo...

Perdona, pero no he podido ver las imágenes que me envias, del Corral de los Chicharos, si quieres lo puedes hacer por medio de mi correo ¿vale? mil gracias y perdona de nuevo. Alberto. (el que era Anónimo)

salvadorpliego dijo...

Una maravilla de imágenes y letras tu espacio. Te felicito.

Eduardo Galván dijo...

Me he quedado de piedra al saber lo de la piñata, y yo que creía que la cosa venía de méxico, que aquí es casi religión, como quiera, me entretengo e ilustro mucho leyendote.

besos.

fonsado dijo...

Nuevamente sorprendes narrando antiguas costumbres del Sur, tan distintas a las que discurren por estas tierras, en las que, en primer lugar, el clima no permite las festividades al aire libre.
Como siempre, un lujo de imágenes.
Saludos.

América dijo...

Mira tu por donde!...Las piñatas en mi pais forman parte de las fiestas infantiles!...jajaja,cuando se va a una fiesta infantil solemos decir que vamos a una piñata.

arena dijo...

Que rincón tan precioso como interesante has creado...te felicito navegante y espero ir descubriendolo poco a poco...

Sabor Añejo dijo...

Eduardo Galván, Pues en realidad si es una costumbre llegada de México, solo que adapatada a las costumbres de aquí.

Salvador Pliego. Gracias por tus letras. Es un placer tu visita.

Fonsado, un halago tu comentario. Aunque el clima no acompañe se puede celebrar en un local interior. La cuestión es celebrarlo.

América, así es, los españoles no solo trajeron tesoros de América. También costumbres.

Arena, me alegra mucho que te guste mi espacio. Tu visita será siempre bien recibida.

Abrazos

Anónimo dijo...

¡hola sr.arena, mire he leido dos articulos suyos referente al CORRAL DE LA BOMBA,antiguo, ya no exite por desgracia, alli tuve la gran suerte de nacer, en el año 1.954, le escribió un tal señor alberto, hablando de dicho CORRAL DE LA BOMBA, yo le he dejado un mensaje el mismo dia que tuve la suerte de leer algo sobre lo que fue mi CORRAL DE LA BOMBA,de mi niñez,adolescencia, mis padres,mis vecinos y vecinas, si vd me puede facilitar algo sobre ese señor ALBERTO se lo agradeceré, pues alli nacioó tambien un tal ALBERTO, mi mejor amigo de toda la vida, pero no se nada de él desde hace fijese la cantidad de treinta años, un abrazo y si tiene vd. lgunas fotos de dicho CORRAL DE LA BOMBA rogaria me la proporcionara. pues en aquellos tiempos no teniamos cámara de fotografias. un abrazo unos articulos muy interesantes, repito un fuerte y afectuosos saludos,ah se me olvidaba tengo dos fotografias, de niño en la azotea y en uno de los corredores.

Sabor Añejo dijo...

Anónimo, referente a Alberto tan solo tengo su dirección de correos:

alberto_r_l@hotmail.com.

He buscado alguna fotografía de El corral de la Bomba, tanto en Todocolección.net, como en la hemeroteca online de ABC y no he encontrado nada.

Lamento no poder serte útil en este sentido. Espero que tengas suerte con la dirección de Alberto.

Saludos y gracias por tu visita y tu comentario.

Anónimo dijo...

sr.sabor añejo, muchas gracias, por haberme contestado a mi petición dealgún detalle o fotografia del maravilloso CORRAL DE LA BOMBA, ya le dije que le he escrito al sr.ALBERTO, pero no me contesta, lo que si digo es que en dicho CORRAL DE LA BOMBA, por si vd dsea más tarde e información estaba en la calle lumbreras número O8 antiguo años5o,60 y7o,como también le puedo facilitar i nformacíón de los CORRALES DEL CHICHARO-donde nació el célebre cantaor,MANOLO CARACOL-, un genio,o también del CORRAL DEL FRAILE, o como sus queridas tascas, que conste que a mi las tascas me encantan, como LOS NIÑOS,ya no existe donde ponian los mejores caracolesy cabrillas de esta orbe,de la bodega norte andaluza, del puesto de pescaito famosisimo en calle lumbreras O4 acc, por sus pavias de bacalao, en fin si en algo le puedo hacer útil, ya que los periodistas no han sabido recoger informaciones de muchos de los CORRALES existentes en este popular barrio de san lorenzo al cuál peertenecia la calle lumbreras,que significa por las arquetas en caso de riadas porla alameda de hércules, desembocaban en el rio guadalquivir por barqueta. bueno un abrazo y perdoneme por todas estas vivencias que he visto, y por el husillo real que estaba al final de calle lumbreras, ya hoy también desaparecido-no han dejado ningún resto emblematico de tal husillo real-para oprobio, igual que el mejor acuéducto que hemos tenido en toda la nación, el de sevilla, pero en fin ¡QUE PENA!

Sabor Añejo dijo...

Anónimo, muchas gracias por tu ofrecimiento, que tengo bien en cuenta, pues aunque sobre las tascas ya he publicado una entrada "locales añejos", tengo en proyecto hacer una segunda parte, así como de las freidurías y pescaderías antiguas, así que cuento con tu ofrecimiento para cuando vaya a ponerlos en práctica (aún no sé cuando será). Me gustaría ponerme en contacto contigo por si pudieras ofrecerme algunos datos.

En mi perfil figura mi dirección de correos. Me puedes escribir ahí para yo conocer la tuya y así comunicarme contigo.

Muchas gracias por todo y un abrazo

Publicar un comentario en la entrada

han probado este sabor